‘Depresión’ por ‘rebaja de sueldo’ a tres discapacitados de empresa pública de Alcorkn: ‘Me están dando anginas de los nervios’


Cuando Gladys Dern recibió el burofax de ESMASA, la empresa municipal de limpieza de Alcorcón, en marzo de 2020, donde le advertían que dejara sus servicios como barrendero, experimentó un «martirio» mental: «Me despidieron estando de baja por enfermedad a la depresión… . Si no me suicidé fue porque mi esposo me necesitaba.les acababan de diagnosticar un cáncer terminal».

Denunciaría esta decisión y ganaría el juicio, aunque cuando se reincorporó a ESMASA en 2021, la Oficina de Prevención Extranjera lo declaró no funciona para seguir entrenando el mismo papel que ha desempeñado desde 2003. “Tengo un 33% de discapacidad, algo que sabían desde 2017. Pero cuando volví me dieron un informe de que no estaba apto, firmado por un médico que no me examinó y con unas pruebas que no me hicieron… Y no produje ningún documento, no lo entiendo», dice Dern.

ESMASA, dice este trabajador, aprovechó esta circunstancia para «empeorar» sus condiciones. “Estoy siendo enviado a la peor categoría, limpieza interna, reduciendo mi salario también. Se me acercaron dos mandos intermedios para aceptar mi cambio de contrato y tuve que firmarlo. Si no quisiera decir que me iba de la empresa… Te tratan como si no fueras un ser humano, que no vales nada. Tengo un caso contra ellos en octubre».

Ana Barrera, también con discapacidad reconocida, nunca ha sido despedida, pero tras 23 años trabajando como barrendero, se encuentra con otro inadecuado «Pasado abril.» “Me dijeron que no era digno de seguir haciendo el trabajo que había estado haciendo desde 1998 sin presentarme a los exámenes… No tenía sentido. Pensé que era negligencia médica.. Les pedí un informe con las razones de esta decisión, pero tampoco me lo dieron. Es todo muy extraño».

«He perdido unos 400 euros al mes»

Barrera recuerda que ESMASA le ofreció dos opciones. “O salía a la calle con 20 días hábiles al año, o cambiaba de categoría, con diferentes horarios y salarios reducidos«. Pasé de barrer por la mañana a limpiar interiores por la tarde-noche. «Así que estoy perdiendo unos 400 € al mes».

Por esta situación, Barrera condenó a ESMASA y El caso se llevará a cabo el 14 de septiembre.. “Me siento menospreciado, te extrañan mucho… Le di a ESMASA toda mi vida. Cuando lo pienso, lloro”, dice con la voz entrecortada y acelera la frase: “Te estás desmoronando. Tengo una discapacidad a causa de mi brazo, pero funciona bien. Nunca me he quejado, ni he pedido que me adapten el coche para que pese menos».

Un trabajador de ESMASA limpia una calle de Alcork
Un trabajador de ESMASA limpia una calle de Alcorcón.@ESMASALCORCON

Javier Font, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, asegura que han pedido explicaciones tanto a la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrs, como a ESMASA, «porque no pasa por primera vezPero no nos prestaron atención.

“Vienen con la bandera de ayudar a los más débiles, pero hacen todo lo contrario… deshacerse de los más vulnerables”, señala Font, que concluye: “Parece que han algún resentimiento hacia las personas empleadas con algún tipo de discapacidad. Ahora son tres casos que yo sepa, no sé si hay más… No creo que le pase lo mismo a alguien que no tiene una discapacidad.

Es como si me asaltaran

Similar es la situación de Sebastiana Cabanilas, a la que todos conocen como Basti, que trabaja limpiando las calles de Alcorcón durante 33 años. ESMASA vio nacer desde dentro en 1997. Este veterano, con un 43% de discapacidad física y psíquica, cumplía su rol de capataz de limpieza diaria (el encargado de las barredoras) hasta que la empresa “decidió despedirme”.

«Hace unas semanas me pidieron que firmara mi despido por razones objetivas… Eso dijeron estaba empeorando con el tiempo y que no podían encontrar otro puesto para mí. Como cuando tiras un trapo viejo. Pero a los tres días me volvieron a llamar para darme un puesto para atender teléfonos…».

Uno de los camiones de limpieza de ESMASA.
Uno de los camiones de limpieza de ESMASA.@ESMASALCORCON

Basti cree que este vuelco puede deberse a que «hicieron los números» y ESMASA implementó la liquidación para igualarlo. “Tendrán que darme mucho dinero. con 61 añosYa había decidido renunciar a mi trabajo.y ahora me dicen que no, que me dan el puesto de delator bajandome de categoria y bajandome el sueldo… Es un juego psicologico, es como que me obligan mobbing o se ríen de mí», dice con tristeza este trabajador, y agrega: «Esto no debería ser legal… Me despidieron porque estoy mentalmente destrozado. me da angina de los nerviospor mi cuerpo que las crea… Y todas estas cosas no son buenas para mi salud, debo estar tranquilo”.

ESMASA: que la justicia decida

Desde ESMASA, en boca de su Director General de Servicios a la Ciudad, Santiago Añez, niegan la mayor: «En todas las convocatorias hay plazas reservadas para personas con discapacidadpero estas personas no son discapacitadas, son trabajadores con bajas muy largas”.

Annes señala que tanto Gladys como Basti han estado «a distancia durante mucho tiempo». “Gladys, en los últimos 17 años no ha trabajado cuatro. Basti es lo mismo, durante los últimos ocho años prácticamente no ha trabajado. estaban permanentemente en licencia por enfermedad».

Precisa este vocero de ESMASA que luego de inadecuado al servicio de prevención externo, la empresa, en lugar de despedir -«algo que se puede hacer por ley, por incapacidad sobrevenida»- les da opciones a «moverlos a otra posición». Y a una pregunta sobre la bajada de sueldo responde: «Si tienes sueldo de director general y dejas de serlo porque te cambian a limpiador, ¿te siguen pagando de director general?». Si es así, que lo diga el juez. y no habrá ningún problema, respetaremos su decisión».

Algunos de estos trabajadores han recurrido a sindicatos como CSIF en busca de orientación y apoyo frente a lo que consideran agravios. Pedro González, presidente de CSIF Madrid Empresa Privada, admite que no entiende nada. «Es ilegal reducir el salario y la categoría de un trabajador…Además, cuando uno sufre de una discapacidad, uno debe estar doble protegidotener esta igualdad”, dice González, quien concluye: “Y ojo, esto está pasando en una empresa municipal con dinero público, que es aún más anormal”.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

sé más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *