El Gobierno especifica que bares y comercios podrán poner los aires acondicionados «alrededor de 25 grados»


Actualizado

La ministra de Transición Ambiental aseguró que la nueva medida, que establece la climatización en transportes, lugares de trabajo y comercios a una temperatura de 27 grados, se aplicará de forma «flexible»

El interior de un bar en Madrid.
El interior de un bar en Madrid.javi martinez

La ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico Teresa Ribera precisó que los bares y restaurantes pueden limitar el uso del aire acondicionado a «unos 25 grados»teniendo en cuenta las recomendaciones de la legislación laboral, frente a los 27 grados previstos en el real decreto de medidas de ahorro y eficiencia energética aprobado por el gobierno.

En este sentido, se especifica que se aplicarán los 27 grados «con flexibilidad» y puso como ejemplo que discotecas, cocinas y gimnasios necesitan una temperatura diferente a otros espacios como una librería.

“No se puede querer que los trabajadores que están en condiciones de ejercicio físico importante no tengan las condiciones que la legislación laboral garantiza en cuanto a temperaturas máximas y mínimas”, ha asegurado Ribera en declaraciones a Onda Cero.

Por eso las tiendas y los restaurantes deberían justificar cuando no aplican el límite de temperatura en el termostato, flexibilidad incluida en el decreto legislativo para proteger los derechos de los trabajadores en materia de salud laboral.

Ribera ha señalado que este primer paquete de medidas está destinado a los edificios de uso público «con flexibilidad» en función del tipo de actividad económica y de la obra que se realice.

Así distinguió trabajos estancados -trabajando en una oficina- en lugares de trabajo activos -actividad en un restaurante-. “En la propia normativa se llama a que allí donde haya locales donde los trabajadores tengan que desplazarse y hacer ejercicios físicos, se debe aplicar con la debida flexibilidad”, ha explicado la ministra sobre la variante del termostato inicial.

La ministra de Transición Ambiental y Retos Demográficos insistió en el real decreto sobre las medidas de protección ahorro y eficiencia energética «debe cumplirse» y es un «esfuerzo razonable y en cuanto a las condiciones de trabajo, que en todo caso hay que tener en cuenta», al tiempo que ha confirmado que el Gobierno no hará ningún cambio al respecto.

Por otro lado, Ribera enfatizó el contexto «complejo» de crisis a escala mundial, provocada principalmente por la guerra de Ucrania, que generó, según señaló, tensión en los mercados energéticos mundiales.

El máximo responsable de la Transición Ecológica insistió en que lo importante es cumplir el compromiso de solidaridad con el resto de países europeos, algo que «está en el marco de lo que se puede hacer sin excesivo esfuerzo».

«Debemos concentrarnos en cómo contribuir y ayudar a todos nuestros vecinos europeos que están pasando un otoño e invierno difíciles», dijo Ribera, quien calificó a España como una «nación solidaria».

Según los criterios de

El proyecto de confianza

sé más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *