Jordi Pujol ha recibido el alta tras recuperarse favorablemente del ictus


Actualizado

El expresidente de la generalidad seguirá en casa con rehabilitación motriz y del lenguaje

Un grupo de periodistas monta guardia ante el hospital San Pau de Barcelona, ​​donde el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol fue intervenido quirúrgicamente de un ictus isquémico.
Hospital Sant Pau de Barcelona, ​​donde estuvo ingresado Jordi Pujol.EFE

El ex presidente del generalato Jordi Puchol recibió este sábado el alta del Hospital de Sant Pau, donde había estado unidosiendo desarrollado favorablemente por ictus que sufrí el lunes pasado.

Según ha informado en un comunicado el Hospital de Sant Pau, el expresidente de Cataluña ha sido dado de alta hoy a las 10.00 horas de la unidad de ictus del citado hospital.

Ante la buena evolución de su cuadro neurológico, el equipo médico que lo atiende tomó la decisión darte de alta del hospital en casadonde continuará la rehabilitación motora y del lenguaje.

“En las últimas 48 horas el señor Pujol presentó una buena evolución de su estado neurológico, algunos déficits de lenguaje persisten al alta»afirma el Hospital de Sant en el comunicado anterior.

No obstante, el equipo médico prevé una buena evolución en las próximas semanas y a partir de ahora el expresidente de la Generalitat seguirá con controles ambulatorios en la consulta de Neurología del hospital para realizar el seguimiento preceptivo.

Jordi Puyol fue ingresado el pasado lunes a las cinco de la tarde en el servicio de urgencias de Hospital de Sant Pau del Hospital de Barcelona para la evaluación y el tratamiento del ictus.

Los síntomas comenzaron a las once de la mañana de ese mismo día con un trastorno del lenguaje, por lo que fue trasladado al hospital de Barcelona, ​​donde confirmaron la presencia de un ictus isquémico, es decir, un ictus por falta de cerebro. el flujo de sangre.

Este hospital, junto con la familia, decidió trasladarlo al Hospital de Sant Pau para evaluar posibles tratamientos.

A su llegada y de acuerdo con el protocolo de ictus del hospital, se realizó una tomografía computarizada craneal que reveló la presencia de una obstrucción de un segmento intracraneal de la arteria cerebral media izquierda.

Luego de evaluar el caso de manera multidisciplinaria y considerando que los síntomas persistían y se encontraban dentro de las primeras ocho horas de su inicio, con el consentimiento de la familia, se inició tratamiento endovascular, que consistió en trombectomía mecánica por cateterismo intravenoso.

Este procedimiento confirmó una obstrucción aguda de la arteria cerebral izquierda, y el trombo se extrajo por aspiración, lo que logró un buen flujo de la arteria ocluida.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

sé más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *