El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, anuncia su dimisión por la «indiferencia» de las fuerzas políticas para renovar el Poder Judicial


Actualizado

Miembros de los sectores conservador y progresista del Consejo se reunirán esta mañana para analizar la renuncia del presidente.

Carlos Lesmes dimite como presidente del Consejo General del Poder Judicial

El sistema judicial enfrenta una crisis institucional sin precedentes luego de que el Presidente de la Corte Suprema y Consejo General del Poder Judicial, carlos lesmes, anunció ayer que dimitirá hoy en virtud de lo dispuesto en el artículo 588.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial. El presidente enfrenta la «indiferencia» del gobierno y del Partido Popular para renovar el liderazgo de los jueces.

Lesmes anunciado el pasado 7 de septiembrecoincidiendo con el acto solemne de Apertura del año judicialque dimitiría «dentro de unas semanas» si tras su discurso no conseguía que socialistas y populistas se sentaran a negociar el órgano constitucional que dirige desde hace más de ocho años.

Sin embargo, la semana pasada a petición de los miembros del grupo progresista de la KGPJ, convocó un pleno para el próximo jueves con la intención de nombrar a los magistrados del Tribunal Constitucional. Todos los consejeros interpretaron entonces que retrasaba su dimisión y estaría con el rey el día de la fiesta nacional, aunque el magistrado había comentado a varias personas de su más confianza que «esta semana» no pasaría sin que se retirara. el cargo.

Finalmente, el juez, que había desarrollado un mandato con un marcado estilo presidencial, decidió dejar al jefe de Gobierno, Pedro Sánchezy el líder de la oposición, Alberto Nez Feijo, su petición pública de un desbloqueo urgente del Consejo. Solo con el anuncio de su renuncia logró llevarse a ambos líderes reunirse con urgencia para hacer frente a la situación. Comienza así una crisis sin precedentes en la historia de nuestra democracia en el tercer poder del Estado.

Aunque esta no es la primera dimisión de un presidente del TS y del CGPJ -el fallecido ya lo ha hecho- carlos dewar– Las circunstancias que rodearon las dos renuncias no son comparables. Lesmes deja el cargo con un mandato ampliado -casi cuatro años- y con un órgano como el Consejo en estado de desintegración. Una autoridad estatal será decapitada desde hoy sin que nadie sepa a ciencia cierta cuánto durará la diabólica situación.

su sucesor

Por su parte, miembros de los sectores conservador y progresista del Consejo se reunirán esta mañana para analizar la crisis que enfrenta el Poder Judicial. Fuentes jurídicas explicaron que los directivos fueron informados «al mismo tiempo que los medios de comunicación» del anuncio de dimisión del presidente, lo que les provocó un profundo malestar. Ya cuentan con que el pleno del jueves no esté presidido por Lesmes -aunque su dimisión no se hará efectiva hasta que se publique en el BOE-.

El magistrado deja la presidencia del TC y de la KGPB, sin que quede claro quién le sucederá al frente de las citadas instituciones. Tal y como adelantó EL MUNDO el pasado 23 de septiembre, se conoció el informe encargado por el gabinete técnico del órgano de gobierno de los jueces sobre su sustitución automática por el presidente de la sala más antigua del Tribunal Supremo no compartido con una gran mayoría de vocales de órgano.

El escenario que se está desarrollando ahora es impredecible. Cuando Dwar renunció, el Presidente del Tribunal Supremo en funciones fue asumido por el Presidente del Tribunal Supremo del tribunal más antiguo de TS, el Magistrado Juan Antonio Xiol, y la actual presidencia del CGPJ, el entonces vicepresidente del organismo Fernando de Rosa. Sin embargo, la propuesta elaborada por la Oficina Técnica no prevé esta bicefalia y deja al Presidente de la Cámara Cívica del TS, Francisco Marn Castin, asumiendo las dos presidencias. En el CGPJ, en cambio, un gran número de diputados cree que el pleno, como órgano, debe decidir quién sustituye a Lesmes. En este sentido, hay muchos asesores que entienden que el subjefe de la jefatura de jueces debe ser el miembro Rafael Mozo.

Adiós a Lesmes

“Con la perdida esperanza de corrección y ante el evidente deterioro del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, que no puedo evitar, mi presencia al frente de estas instituciones ya no es útil y sería contraria a mi propia conciencia profesional, porque lo que exige mi dimisión como presidente, ya que el mantenimiento de esta responsabilidad en adelante sólo puede hacerme cómplice de una situación que aborrezco y que es intolerable”, dijo ayer el presidente del TS y del CGPJ todavía en el comunicado anunciado su resignación.

Asimismo, Lesmes afirmó que «ante esta reiterada indiferencia a mis llamamientos, la expectativa que se abre parece no ser otra que la del mantenimiento de una situación, quizás de años, que debilita y socava cada vez más las instituciones básicas de la justicia española y por tanto, de nuestro estado de derecho».

El magistrado también destacó «la visita fallida del comisario de Justicia de la Comisión Europea, el señor Reynders, quien, tras varias reuniones con las autoridades españolas, hizo un llamamiento al Gobierno y a la oposición para que resolvieran de inmediato la situación del bloqueo y abordaran el actual reforma del modelo de elección de miembros de origen judicial, sin que los contactos desarrollados en los últimos días a raíz de esta visita, de la que fui informado, hayan arrojado algún resultado positivo a pesar de que esta semana que finaliza hoy fue designada como la última para los propósitos de la decisión sobre mi presidencia permanente».

Se da la circunstancia de que el magistrado se va sin haber conseguido esto del CGPJ Nombre de los magistrados de Corte Constitucionala pesar de los intentos realizados y la firme voluntad que tuvo para llevarlos a cabo -incluso declaró que no permitiría que el organismo se rebelara, y la realidad es que el presidente ha perdido todo control sobre los integrantes.

Lesmes, que negó públicamente haber actuado por interés para ser nombrado magistrado constitucional gracias al apoyo de Monclois, volverá ahora a colegio administrativo-contencioso del Tribunal Supremo, en concreto a la Sala Quinta. El juez se pasó meses deliberando en la citada sección -sin ejercer el derecho al voto- para ponerse al día con la jurisprudencia de la Cámara, que abandonó hace más de ocho años, cuando populares y socialistas impusieron, por acuerdo político, a los diputados su nombre. como presidente del TS y del CGPJ.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

sé más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *